La reducción de más de un 15% de emisiones es un dato significativo teniendo en cuenta que, en el trienio anterior (2017-2019), la reducción fue de 8,47%.

Geocycle España, empresa del Grupo Holcim encargada del pretratamiento y acondicionamiento de residuos industriales para su posterior valorización energética en fábricas de cemento, ha conseguido nuevamente el doble sello ‘Calculo y Reduzco’ que le otorgó a principios de año la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

La consecución de este distintivo responde a que entre los años 2018 y 2020 la compañía redujo un 15,76% sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) vinculadas al consumo de combustible (alcance 1) y consumos energéticos (alcance 2). Se trata de un dato muy significativo teniendo en cuenta que, en el trienio anterior (2017-2019), la reducción fue de 8,47%. 

Cristina Gómez, jefa de planta de Geocycle, afirma que “este avance en materia de reducción de emisiones se debe, por un lado, al aumento de la cantidad de residuos gestionados mientras que el CO2 emitido, en valor relativo, ha sido menor y, por otro, a que, en nuestro empeño por una gestión sostenible, la planta de Albox disminuyó el consumo eléctrico, con respecto a las toneladas de combustible alternativo”.

Cuando la planta se incorporó a este registro voluntario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) adquirió el compromiso de realizar un inventario de su huella de carbono y a reducirla, un hecho que se está reflejando en las cifras del último trienio.

Objetivo enmarcado dentro del proyecto “El Reto del Carbono”

LafargeHolcim se convirtió en 2020 en la primera compañía del sector del cemento y el hormigón en España en hacerse con este doble sello, al que se sumó Geocycle España a principios de 2021 en su compromiso de alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2050.

La obtención de este distintivo por parte de ambas organizaciones era precisamente uno de los objetivos marcados dentro del proyecto “El Reto del Carbono”, un think tank impulsado por la compañía orientado a la investigación y la definición de medidas concretas en materia de descarbonización desde diferentes ámbitos como: la reducción de las emisiones en el proceso, la valorización energética y material y el desarrollo de una gama de productos con menor huella de carbono.