La operación Charly-Marchal acabó con dos detenidos.

En una reciente operación, la Guardia Civil, desmantela un punto de envasado, cultivo y elaboración de marihuana en el municipio de Cantoria y detiene a una persona una como autor de los delitos de tráfico, cultivo y elaboración de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico y a otra por un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de drogas.  

La Operación es el resultado de las investigaciones policiales  dimanantes de los canales de comunicación, anónimos, que la Guardia Civil tiene a disposición del ciudadano, a través de los cuales, los agentes conocen de la existencia de una vivienda del municipio de Cantoria donde se podría estar cultivando droga.

La Guardia Civil Organiza diferentes operativos de vigilancia entorno a esta vivienda, donde además de apreciar el ruido de maquinarias habitualmente utilizadas para el cultivo de marihuana, también se percibe el olor de la sustancia, de igual manera, los agentes observan desde el exterior de la vivienda hasta 5 aparatos de aa/cc y un cable, semienterrado, enganchado al contador de suministro del luz.

Durante las vigilancias, los agentes observan a dos personas que pernoctan, entran y salen de la vivienda y además advierten como toman precauciones para intentar eludir la acción policial.

La Guardia Civil organiza un operativo para realizar la correspondiente entrada y registro del lugar, donde además  de intervenirse 170 plantas de marihuana, 120 gramos de cogollos, una pieza de marihuana prensada de 188 gramos y el diferente material que compone el sistema eléctrico, el de regadío, climatización y ventilación, se localiza maquinaria específica para el prensado, envasado al vacío, enlatado hermético y etiquetado de la droga como conserva de atún, para eludir la acción policial durante su distribución.

Como resultado de la operación Charly-Marchal, la Guardia Civil de Almería desmantela un punto de envasado, cultivo y elaboración de marihuana en el municipio de Cantoria y detiene a dos personas como responsables por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Las diligencias instruidas junto al detenido se ponen a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Vera.