Presentación del libro ‘Carlos Pérez Siquier. La Chanca’ y de la exposición ‘Carlos Pérez Siquier. La Chanca Inédita’

El Patio de Luces de la Diputación Provincial acoge la exposición ‘Carlos Pérez Siquier. La Chanca Inédita’, una muestra con imágenes en blanco y negro producida por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y comisariada por Juan Manuel Martín. Se exponen 45 fotografías inéditas captadas por Pérez Siquier entre los años 1956 y 1962. Además, aparte de la apertura de esta muestra se ha presentado el libro ‘Pérez Siquier. La Chanca’, tercer volumen de la “Enciclopedia Pérez Siquier” que edita la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino a través del Centro Pérez Siquier con la colaboración de la Diputación de Almería.

El diputado de Cultura y Cine, Manuel Guzmán ha apuntado lo difícil que es inaugurar una exposición sin la presencia de Carlos Pérez Siquier. “Se nos hace muy difícil estar hoy aquí sin tener al lado al inmortal Carlos Pérez Siquier como también se nos hizo difícil en el primer homenaje póstumo que se hizo por parte del Instituto de Estudios Almerienses en la plaza Julio Alfredo Egea”, ha apuntado.

“La suerte que tenemos es que podemos revivir su obra gracias a esta exposición y a este libro. Carlos va mucho más allá, ya que además de ser amigo, era un gran marido, un gran padre y un genio internacional. No hay que olvidar que Pérez Siquier fue clave para que Almería se convirtiera en capital de la vanguardia fotográfica mundial”, ha señalado Guzmán.

El diputado de Cultura y Cine también ha subrayado que “Carlos Pérez Siquier, aunque fue una figura de la fotografía a nivel mundial, siempre se caracterizó por su humildad, nada propio de aquellos consagrados en vida, y siempre estuvo al lado de cualquiera que tuviera alguna inquietud artística. Siempre fue ejemplo de esfuerzo, constancia, ilusión y creatividad”.

Guzmán al hablar de la obra de Pérez Siquier ha dejado claro que “hoy es un día para estar contentos ya que presentamos dos actividades reconociendo la figura de Pérez Siquier. Un libro con 368 páginas, con una selección fotográfica en blanco y negro de La Chanca que el propio Carlos realizó en vida junto a Andrés García Ibáñez. En la obra se incluyen un total de 276 fotografías de Pérez Siquier, siendo un 80 por ciento de éstas inéditas”.

Con respecto a la exposición, Guzmán ha subrayado que “la muestra, se podrá ver en el Patio de Luces de la Diputación hasta el 29 de enero. Reúne 45 imágenes en blanco y negro del Barrio de La Chanca”. Finalmente ha afirmado que “tanto la exposición como el libro buscan un único objetivo, que es dinamizar y poner en valor la totalidad del archivo fotográfico de Carlos Pérez Siquier”.

Juan Manuel Martín Robles, director de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, ha destacado que “Carlos es uno de los más importantes artistas que ha dado esta tierra, para nosotros es el más importante, y lo dicen todas las instituciones que lo han avalado con los premios”. Martín ha dicho que “el libro es más importante porque es lo que quedará, ya que forma parte de la Enciclopedia Pérez Siquier, y esta obra hace que todas las publicaciones anteriores de La Chanca queden totalmente obsoletas. Nunca antes se había recopilado tanta fotografía en blanco y negro de esta serie”.

“Carlos Pérez Siquier desde el principio se decide a entrar en La Chanca, con un único objetivo, mostrar la dignidad del barrio, la dignidad de sus habitantes. En numerosas ocasiones ha hecho referencia a esa idea que él tenía de cómo mostrar La Chanca. Tengo que destacar el ánimo con el que siempre se acercó Carlos a esa gente humilde con la única idea de dignificar su vida, decirnos que a pesar de la pobreza era gente que merecía todo su respeto”, ha afirmado Juan Manuel Martín Robles.

Sema D’Acosta, autor de uno de los textos del libro sobre La Chanca en blanco y negro ha resaltado la importancia de Pérez Siquier en la historia de la fotografía. “Carlos perdurará siempre con nosotros a través de sus fotografías. Pérez Siquier es un tótem cultural de Andalucía y de Almería. La Chanca de Pérez Siquier significa el punto cero de la fotografía de autor en España. Es un tipo de fotografía que se fija más en lo humano y que busca la autenticidad”.

Por su parte, el escritor y poeta almeriense Juan José Ceba ha destacado la forma de mirar de Pérez Siquier a La Chanca. “La poética de Carlos Pérez Siquier se convierte en un manifiesto de solidaridad que, en este tiempo, cobra una conmovedora dimensión”. También ha subrayado que “en esta serie de Carlos saltan a la vista austeridad, finura del espíritu, alejamiento de cuanto truene a barroquismo y cargazón, eliminación y despojamiento de lo innecesario: la estética que viene desprendida desde el desierto, con sus líneas puras y escuetas”.

Juan José Ceba, vinculado a La Chanca desde hace 40 años, ha realizado varias propuestas para el barrio, a partir de la ética y la estética de las fotos de Carlos Pérez Siquier: la dignificación de este lugar único, la continuidad de nuevas viviendas, el acondicionamiento de los miradores fascinantes, la recuperación de los colores tradicionales (con la carta de colores que Ibáñez preparó a partir de las fotos de Siquier, con cuyos tonos están pintadas las paredes del Colegio La Chanca).

Ceba ha solicitado musealizar un espacio en la Pescadería, donde puedan verse de manera permanente algunas de estas imágenes magistrales en blanco y negro de Pérez Siquier. Así como la muestra al aire libre de grandes murales fotográficos de Carlos. También expresó que sería muy importante contar con el testimonio escrito de la vida, junto al maestro de la imagen, de sus hijas y de su compañera.

Finalmente, Gloria, que ha estado junto a su hermana Sonia, hijas de Pérez Siquier, ha afirmado que “es un orgullo estar en Almería, rodeadas de imágenes de La Chanca que marcaron la vida de nuestro padre, y por tanto, las nuestras. Nuestro padre era hombre de pocas palabras, hablaba más con la mirada y con el corazón”. En este acto también ha estado presente la viuda de Pérez Siquier, Teresa García Cubero y Andrés García Ibáñez, presidente de la Fundación Ibáñez-Cosentino.