Las obras de duplicación del segundo tramo de la carretera A-352, de Vera a Garrucha, se encuentran al 22% de ejecución tras su reactivación el pasado mes de enero, labores que hoy ha visitado el director general de Infraestructuras, Jesús Huertas, acompañado por los alcaldes de Vera, Félix López, y de Garrucha, María López, al objeto de presenciar la marcha de las mismas y verificar el avance de la duplicación del tramo, que estará finalizado en noviembre de 2018.

La Junta ya duplicó un primer tramo de 2,7 kilómetros, que fue puesto en servicio en agosto de 2006, y ahora, ha recordado Huertas, “afronta esta actuación que consiste en la duplicación de la calzada en los restantes 4,3 kilómetros, hasta la intersección con las carreteras de la costa, lo que mejorarán las condiciones de esta carretera, dando fluidez al tráfico de acceso a las playas del Levante almeriense”. Asimismo, ha resaltado el interés social de esta carretera, “que impulsará el desarrollo de la costa del levante almeriense, con mayor seguridad y comodidad para los usuarios”.

Las obras se concentran en estos momentos en el primer kilómetro de vía de servicio, prácticamente finalizado, en el que se extenderá en los próximos días la zahorra artificial. También se están llevando a cabo los movimientos de tierra en el tronco principal, en este primer kilómetro del trazado.

Esta actuación consta de un presupuesto total de 12,31 millones de euros y soporta un tráfico medio de 14.500 vehículos al día. La Junta de Andalucía ha reactivado, de manera prioritaria, aquellas obras de carreteras que tenían un alto índice de ejecución, o bien un componente de impulso económico-social del territorio.

Además, esta carretera actúa como vía de conexión de la costa del levante almeriense con la Comunidad de Murcia, a través de la Autovía del Mediterráneo (A-7), de ahí que fuera incluida en el Programa Operativo FEDER 2014-2020, que prima la cofinanciación de aquellas infraestructuras viarias que conectan con la Red Transeuropea de Transporte, como la A-7.

Este segundo tramo en ejecución finaliza en la glorieta de las Buganvillas, donde conecta con el viario paralelo a la costa. A lo largo del trazado se van a construir dos conexiones: una de acceso a la estación de servicio y, la más importante, de acceso a las urbanizaciones y hoteles de playa de Puerto Rey.

La estructura más relevante de la obra se corresponde con el doble puente de 78 metros de longitud que se construirá sobre el río Antas, en una zona altamente inundable. En este lugar ya se han fabricado los pilotes de la calzada derecha.

Esta intervención está incluida en el Plan de Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad vial y Conservación En la Red de Carreteras de Andalucía (Plan MASCERCA). Este plan tiene entre sus objetivos el de mejorar la accesibilidad a las zonas litorales, ámbitos de gran dinamismo demográfico, económico y urbanizador de Andalucía, consideradas zonas de interés turístico y estratégico para el desarrollo de la comunidad andaluza.