La celebración es una de las mayores muestras de arte efímero de la comunidad con alfombras de serrín coloreado en las calles.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha visitado este domingo el municipio almeriense de Tíjola, en plena celebración de las fiestas en honor a la Virgen de Fátima, y no ha dudado en apoyar la petición del Ayuntamiento de la localidad para que sean declaradas de Interés Turístico de Andalucía “porque se lo merecen”

Crespo ha destacado las características que hacen única a una festividad que se celebra en el municipio desde el año 1951, como son las alfombras de virutas de serrín coloreado que se despliegan por las calles del municipio, así como las decenas de cohetes que se lanzan al cielo. La consejera ha resaltado muy especialmente una alfombra que hace referencia a la necesidad de paz en Ucrania, guerra que, como ha explicado, “nos tiene tan preocupados a todos”.

La consejera ha puesto en valor el trabajo de los vecinos de Tíjola con las alfombras de serrín y la gran acogida de esta celebración, “tras dos años de parón por la pandemia”, a la par que ha subrayado la importancia de estas fiestas, “no solo en el ámbito de su comarca, la del Almanzora, sino para toda la provincia de Almería”.

El alcalde de Tíjola, José Juan Martínez, ha agradecido la presencia de la consejera Carmen Crespo y su apoyo a la petición municipal de que se declaren Fiestas de Interés Turístico de Andalucía. El regidor tijoleño ha resaltado que la alfombra de virutas de serrín coloreadas es “una de las mayores muestras de arte efímero de nuestra comunidad autónoma”.

Carmen Crespo ha invitado a los andaluces a marcar en el calendario unas fiestas que ha calificado de “impresionantes”.