En el mes de diciembre se llevó a cabo una movilización en el municipio de Cantoria.

Después de las protestas en el municipio de Cantoria por la posible instalación de al menos tres granjas porcinas, desde La Comarca Noticias hemos podido saber que también en localidades como Albanchez y Armuña se ha intentado solicitar autorización para que este tipo de explotaciones puedan contar con los permisos correspondientes.

En ambos casos y así lo confirman a este medio los alcaldes de Albanchez, Amador Pardo y de Armuña, José Berruezo, se han denegado las autorizaciones.

En el caso de Albanchez se presentó un proyecto de actuación en un terreno rústico ubicado en el paraje La Pililla y se elevó a Pleno un pedido para que sea declarado de interés social, algo que fue votado en contra por el equipo de Gobierno de Ciudadanos y contó con el voto favorable de la concejala en la oposición del PSOE, según fuentes municipales.

En Armuña del Almanzora, su alcalde José Berruezo lo tiene claro, “no queremos que se instalen en nuestro municipio, lo hemos rechazado y los promotores de la iniciativa me llevaron ante la justicia, a la que estamos dando debida cuenta de las razones por la que hemos denegado la autorización”.

Al alcalde de Albanchez “le han llamado por teléfono advirtiéndole que le llevarían ante los tribunales”, según él regidor reconoce, una manera de intentar amedrentar a los ediles que entienden que la instalación de este tipo de iniciativas no generan riqueza, no dan trabajo y por el contrario entre otras cosas, contaminan el aire con permanentes malos olores, como puede comprobarse en municipios de Albox y de Cantoria, sobre todo en épocas cuando está bien entrado el verano.

Porque hay pueblos que sufren las consecuencias colaterales; en Albox la granja está en medio de un caserío, la mayoría de vecinos británicos que desde hace años vienen denunciando la situación se movilizaron el pasado mes de diciembre por las calles de Cantoria. 

Imagen de la concentración el pasado 16 de diciembre en Almanzora (Cantoria)

Los olores de una granja porcina en Albox, pegado a Almanzora, también lo sufren los vecinos de esa pedanía de Cantoria sobre todo en verano, donde “ni siquiera se puede salir a la calle porque el olor es insoportable”. También denuncian las desvalorización de sus propiedades, porque “quién va a querer comprar una casa al lado de una granja de cerdos”.

Esto mismo sucedería en Armuña, “ya que por su ubicación, a quienes más perjudicaría, sería mayormente a los vecinos de Lúcar y Tíjola”.