Se han instalado 33 cajeros en diferentes pueblos de la provincia. En la imagen, la alcaldesa de Urrácal en su municipio.

La instalación de cajeros automáticos donde los vecinos de los pequeños pueblos puedan realizar operaciones tan sencillas como recibir la paga o sacar dinero para pagar un producto o servicio, está siendo considerado como un servicio esencial en localidades donde hasta hace poco había que trasladarse a municipios vecinos para realizar acciones tan sencillas como las mencionadas.

La Diputación de Almería anunció hace más de un año la puesta en marcha del Programa de Lucha contra la Exclusión Financiera en los municipios del interior con el objetivo de dar respuesta a esta problemática y ahora, en pleno 2021, ya están operativos y funcionando 33 cajeros automáticos que cuentan con funcionalidades especiales y que han llegado a todas las comarcas, entre ellas la comarca del Almanzora.

El pasado 4 de agosto, acompañamos al presidente de la Diputación, Javier Aureliano García y a la alcaldesa de Laroya, Dolores Moreno, al acto de inauguración de un cajero multiservicios en este pequeño municipio enclavado en la Sierra de Los Filabres. Gracias a la iniciativa de la Diputación, la colocación de cajeros facilita que todos los vecinos de los pueblos de la provincia, tengan acceso a los servicios financieros; una manera de “igualar oportunidades entre todos los almerienses con independencia del lugar donde vivan”.

El pasado 4 de agosto el presidente de la Diputación de Almería y la alcaldesa de Laroya, inauguraban el cajero multiservicios en este municipio.

El proyecto se ha llevado a cabo con dos entidades bancarias Unicaja Banco y Euro Automatic Cash y concluyó el pasado mes de diciembre con la instalación de los cajeros en los siguientes municipios: Santa Fe de Mondújar, Velefique, Beires, Alicún, Enix, Felix, Senes, Lucainena de las Torres, Benizalón, Almócita, Turrillas, Bentarique, Olula de Castro, Las Tres Villas (Escúllar), Albanchez, Alcóntar, Alcudia de Monteagud, Armuña del AlmanzoraBacares, Bayarque, Benitagla, Chercos, Cóbdar, Fuente Victoria, LaroyaLíjar, Lúcar, Partaloa, Sierro, Somontín, Suflí, Tahal y Urrácal.

Así que si usted visita estas localidades, piense que hasta hace pocos meses, algo tan normal como pagar la cuenta en un establecimiento de hostelería con su tarjeta bancaria, no era posible. O llevaba el dinero en el bolsillo o se acercaba hasta el municipio más próximo, eso sí, que tuviera un cajero automático.