La medida se toma como consecuencia del incremento de la presión asistencial derivada del aumento de casos de covid-19 en la zona.

El Hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa, desde el que se atiende a la población de la comarca Levante-Almanzora de la provincia de Almería, ha realizado un “reajuste leve” de la actividad quirúrgica programada a consecuencia del incremento de la presión asistencial derivada del aumento de casos de covid-19 en la zona.

Fuentes sanitarias han indicado a Europa Press que, pese a que la actividad de los quirófanos ha sido modificada en cuanto a la cirugía programada, las operaciones previstas “se mantienen en su mayoría”, toda vez que la actividad en consultas de especialistas y pruebas diagnósticas “se mantiene con normalidad”.

Según los últimos datos especificados por la Junta de Andalucía, el Hospital de La Inmaculada cuenta con al menos seis pacientes en UCI y otros 16 en planta después de que se localizara un brote procedente del exterior en la planta destinada a Medicina Interna, lo que conllevó la reorganización del servicio y de los pacientes.

Asimismo, y en función de la información aportada por las autoridades sanitarias este miércoles, la provincia de Almería cuenta con 62 personas hospitalizadas de las que 13 se encuentran en la UCI en una jornada en la que se han comunicado 114 nuevos casos positivos y dos fallecidos más, que elevan la cifra desde el inicio de la pandemia a los 132.

Del mismo modo, se espera que la Junta de Andalucía anuncie este jueves medidas restrictivas para la comarca del Levante, donde al menos cinco municipios contemplan una tasa superior a los 400 casos por cada 100.000 habitantes, con especial incidencia en Los Gallardos, donde dicha referencia se sitúa por encima de los 1.100 contagios por cada 100.000 habitantes.