Los corredores cumplieron escrupulosamente el protocolo diseñado por el Club de Montaña Menas en coordinación con el Ayuntamiento local y la Delegación Almeriense de Carreras por Montaña

Hace pocos días tuvo lugar en Serón la VII Extreme Filabres Trail; prueba que se ha venido celebrando durante varios años consecutivos durante el mes de marzo en esta localidad del Almanzora y que fue suspendida debido a la pandemia de Covid-19. Después de varias reuniones y deliberaciones de la organización, la prueba se desarrolló con numerosas y efectivas medidas de seguridad. Así, los 300 deportistas participantes, pudieron disfrutar de su afición a este deporte después de muchos meses sin poder hacerlo por la situación sanitaria existente.

El Club de Montaña Menas junto al Ayuntamiento de Serón diseñaron unas estrictas medidas de seguridad para que la prueba se pudiera celebrar con toda normalidad salvaguardando a la vez la salud de corredores, voluntarios, público y vecinos del municipio ante la amenaza del virus. Para ello se montó toda la infraestructura de la carrera dentro de las instalaciones deportivas, a la que solo podían acceder corredores y personal de la organización, y se contrató seguridad para velar que se cumpliera con todo el protocolo. En estas instalaciones se preparó tanto la salida como la llegada sin público, que pudo disfrutar de esta a lo largo del recorrido.

Entre las medidas para prevenir la Covid19 se encontraban la toma de temperatura a todas las personas que accedían al recinto antes de entrar en las instalaciones, el uso de gel y mascarilla obligatoria y distancia de seguridad, así como distribución de los espacios para evitar la aglomeración de corredores en un mismo sitio. Las salidas se hicieron escalonadas y distribuidas en cajones de espera, pre salida y salida, en grupos de 14 personas. El uso de mascarilla fue obligatorio hasta la salida del casco urbano, en los avituallamientos y en la llegada a meta; aunque los corredores tuvieron que llevarla entre sus pertenencias durante todo el recorrido por si en algún momento no se podía guardar la distancia de seguridad en el cruce con otros participantes o público.

La entrega de premios se fue realizando conforme se iban completando pódium;  sin esperar a la finalización de todos los corredores para evitar la concentración de estos en el mismo espacio. De esta manera, una vez entregados los trofeos, los ganadores  iban abandonando las instalaciones deportivas. Cada corredor recogía personalmente su premio después de haberse desinfectado las manos para evitar el contacto de otras personas con los trofeos; accediendo posteriormente al pódium.

Este año tuvo que suprimirse el servicio de fisioterapia y de guardería, así como el uso de las duchas. Un protocolo diseñado por el Club de Montaña Menas en coordinación con el Ayuntamiento de Serón y la Delegación Almeriense de Carreras por Montaña (FAM) que no dejó ni un solo detalle por cubrir en motivos de seguridad ante la pandemia.

Hacer mención especial a los ganadores de las diferentes categorías. Así, en tráil, Juan Javier Jiménez Oller en masculino y Jurgita Zolbiene en femenino se alzaron con la victoria. En mini tráil David Martínez Galindo en masculino y Jessica Martín Fernández en femenino llegaron a meta con un mejor tiempo. Antonio Rodríguez Sola, Raquel Pérez Pérez, Mari Cruz Berruezo García y Rubén López Ortuño, fueron los corredores locales que consiguieron pódium.

La concejal de Deportes del consistorio, Nieves Fernández,  ha querido agradecer a todos los corredores, voluntarios y público su extraordinario comportamiento; en todo momento respetando al 100% el estricto protocolo impuesto sobre la Covid19; a la Diputación de Almería su colaboración y a la FAM “que en todo momento ayudó a que la prueba transcurriera con normalidad”.  “Y en especial al Club de Montaña Menas por la organización y la  gran responsabilidad demostrada, así como el esfuerzo realizado para que ante todo prevaleciera la salud de todos, y pudiéramos disfrutar de esta estupenda jornada de deporte”, subraya Fernández.