Los hechos se remiten al mes de julio de 2017

Los tres ‘Pertolos’ detenidos en La Cañada se enfrentan a 10 años de prisión
Los hechos ocurrieron en 2017 y se acusa a un padre y sus dos hijos
a Fiscalía de Almería va a solicitar diez años de prisión para tres miembros del clan de ´Los Pertolos´ que fueron detenidos a finales de julio de 2017 acusados de haber intentado matar a tiros a un hombre en La Cañada de San Urbano de la capital con el que tenían “deudas con anterioridad” y al que abordaron previamente con un vehículo para tratar de atropellarlo.

El escrito de acusación del Ministerio Público, consultado por Europa Press, interesa para cada uno de los tres procesados –dos hermanos y su padre– ocho años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y dos años más por otro de tenencia ilícita de armas, así como 18 meses más de multa a razón de seis euros diarios por un delito leve de lesiones y otro de daños.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20,10 horas del pasado 26 de julio de 2017 cuando los dos hermanos junto con su padre acordaron acudir al domicilio del perjudicado en la carretera de Sacramento, donde al encontrarlo en la puerta de su casa “intentaron atropellarlo” con una furgoneta conducida por G.A.R.F., mientras que su padre iba de copiloto.

Aunque los acusados habrían arremetido contra la víctima, de acuerdo con el escrito provisional de la Fiscalía, esta consiguió evitarlo, pese a que fue alcanzado y sufrió lesiones tanto en la rodilla derecha como en el pie izquierdo. Por su parte, la furgoneta impactó contra la fachada del inmueble para, después, marcharse del lugar.

Fue a los pocos minutos cuando apareció el tercer procesado, R.R.F., a bordo de un vehículo de alta gama acompañado de su hermano quien, “tras bajarse de este y coger una azada del maletero” se dirigió al coche de la víctima y golpeó “lunas, espejos y en la chapa”, causando daños por valor de 6.479,15 euros.

Así, el perjudicado decidió montar en su vehículo para salir de allí, aunque fue perseguido tanto por los hermanos como por el padre de ellos, que apareció abordo de la furgoneta para intentar “cortarle el paso”, por lo que colisionó con el mismo.

En esta situación, G.A.R.F., “tras recibir un revólver de su hermano R.R.F. realizó varios disparos” contra la víctima que “no llegaron a alcanzarle, impactando en las fachadas” de los inmuebles colindantes.

Los tres sospechosos fueron identificados como miembros del clan de ´Los Pertolos´ y detenidos por la Policía Nacional pocas horas después de los hechos, ya que aún permanecían “escondidos” en el barrio desde el tiroteo, lo que permitió además intervenir los dos vehículos que utilizaron