Los comerciantes del rubro de la alimentación, reclaman la posibilidad de poder ofrecer sus productos a los vecinos

En la comarca del Almanzora, uno de los colectivos que más está notando el parón de la economía debido a la emergencia sanitaria, es el de la venta ambulante.

Dentro de este grupo de comerciantes, los que se dedican concretamente a la alimentación, rubro considerado como esencial por el gobierno, reclaman la posibilidad de poder trabajar, tomando todas las medidas de prevención e higiene, tal y como lo hace el comercio tradicional.

Por eso y ante la consulta de La Comarca Noticias a varios Ayuntamientos de la zona, las respuestas han ido en diferentes direcciones. 

En el caso de Tíjola, su alcalde José Juan Martínez, subraya que en la misma comisión del día 23 de marzo donde se planteó una batería de medidas de ayuda económica, “se aprobó no cobrar la tasa del mercado mientras dure el estado de alarma a todos los vendedores. A los vendedores residentes en Tíjola en particular se decidió no cobrarle en todo el año y ayudarle con 200 euros.

Según los propios vendedores consultados, municipios como el de Albox, ha anunciado el cese del cobro trimestral  del recibo. Carboneras habría decidido devolver el dinero recaudado en concepto de tasas mientras que de Huércal Overa no se tenían noticias de las intenciones municipales. En este sentido el partido Popular huercalense, adelantaba la propuesta al gobierno local para que “se suspendan, se compensen, o se les devuelvan las tasas por la ocupación de comercio ambulante que regula la ordenanza fiscal de nuestro municipio al ejercicio 2020, para todos”, según palabras del portavoz municipal del PP Domingo Fernández.

Escrito presentado por el PP de Huércal Overa al gobierno municipal.

El alcalde de Purchena Juan Miguel Tortosa ha reconocido ante la consulta de La Comarca Noticias, que “aun no hemos autorizado la venta ambulante. Queríamos mantener el mercado de los jueves con productos de alimentación, pero la propia jueza de Purchena nos dijo que no lo hiciéramos. En cuanto levanten el decreto, la idea es activar el mercado semanal, al menos, la alimentación. Lo de la tasa, no lo hemos valorado todavía, pero me quedo con la idea. La tasa nuestra es simbólica, no habría ningún problema en dejarla en suspenso”.

El primer edil de Olula del Río, Antonio Pascual, asegura que desde el consistorio se está trabajando “para ver en qué se puede ayudar tanto al comercio en general como al comercio ambulante.  Se está preparando un pleno con la modificación de crédito para dotar económicamente una partida para todo esto”.

“Macael es un municipio, donde al igual que los demás está prohibida la venta ambulante en el mercadillo o por las calles, mientras dure el estado de alarma”, recuerda el alcalde Raúl Martínez.

En Fines, uno de los mercadillos más concurridos de la comarca que se lleva a cabo los días domingo, la Teniente de Alcaldía Paqui Trinidad, adelanta que “es un tema para abordar”, a la vez que reconoce que ya han “recibido la llamada de algún vendedor ambulante preguntando por la situación”.