El presidente de Galasa y la consejera de Desarrollo Sostenible han formalizado el calendario de pagos de 5,3 millones de euros sin cobrar desde 2013.

La Consejería saldó en diciembre más de medio millón de deuda de la canalización de aguas residuales que da servicio a Mojácar, Turre y Garrucha

La Junta de Andalucía ha puesto fin a una deuda histórica con la empresa pública Gestión de Aguas del Levante Almeriense S.A (Galasa) para garantizar el suministro hídrico en las comarcas del Levante y del Almanzora.  El presidente de GALASA, Javier A. García, y la consejera de Desarrollo Sostenible del Gobierno, Carmen Crespo, han formalizado un calendario de pagos de 5,3 millones de euros sin cobrar desde 2013, de la obra de conducción entre la desaladora de Carboneras y el Almanzora.

El acto, que se ha celebrado en la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería ha contado con la presencia de la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez, el director general de Infraestructuras del Agua, el vicepresidente de Galasa, Óscar Liria, así como el consejero delegado de Galasa, Antonio Martos y las delegadas de Agricultura, Aránzazu Martín, y Desarrollo Sostenible, Raquel Espín. 

Este paso es decisivo para la empresa pública Galasa, una apuesta del nuevo Gobierno de la Junta ante años de incumplimiento e impagos del anterior Gobierno Andaluz. Se trata de un Plan de Pagos para reembolsar en 17 plazos (2020-2036) hasta completar la deuda pendiente de una obra que supuso una inversión total de 10.319.846 €. Por otro lado, el pasado mes de diciembre la Junta de Andalucía saldó una deuda de 514.864 € de una obra que se ejecutó para acabar con los vertidos de Turre, Garrucha y Mojácar. Esta actuación supuso una inversión de 985.704 € y desde el año 2013 el Gobierno socialista de la Junta no había pagado ni un solo euro. 

El presidente de Galasa, Javier A. García, ha agradecido el compromiso del Gobierno de Juanma Moreno con Almería: “Almería y los problemas de los almerienses están en el centro de la agenda política de la Junta de Andalucía. Hoy se salda una deuda histórica con la provincia y con la empresa pública GALASA. Gracias al presidente y a la Consejería por desbloquear esta situación y siete años de impagos”. 

En este sentido, Javier A. García ha agradecido también el pago (en diciembre) de la deuda pendiente del emisario de aguas residuales de Mojácar, Garrucha y Turre. Del mismo modo, ha recordado la apuesta de Diputación por la empresa pública: “Cumplimos con el Levante y logramos, tras 25 años, que los hogares y negocios de la comarca tuvieran, por fin agua potable. Ha sido el Gobierno de la Diputación el que ha afrontado las medidas para salvar Galasa y garantizar que se preste este servicio desde lo público a 23 municipios. Desde 2011 nuestra máxima prioridad ha sido garantizar el agua en los 103 municipios con más de 40 millones de inversión”.

Durante su intervención, la consejera ha informado de que el 60% de los municipios almerienses cuentan actualmente con un proyecto relativo a infraestructura hidráulicas con licitación iniciada. “Estamos invirtiendo ya más de 70 millones de euros en los municipios de la provincia de Almería que no tenían depuración”, ha explicado la responsable de Medio Ambiente, que considera “vital” esta cuestión.

Carmen Crespo ha apostado por la colaboración entre administraciones porque, de esta forma, “se multiplican esfuerzos y se ofrecen más posibilidades”. Por este motivo, ha afirmado que desde la Junta de Andalucía se continuará cooperando con la Diputación Provincial de Almería para “seguir avanzando hacia un objetivo común: el agua en una provincia que la necesita de forma imperiosa para seguir creciendo y abasteciendo a los municipios”.

La consejera ha resaltado que las actuaciones en materia de infraestructuras hidráulicas que está impulsando el actual Gobierno andaluz en el marco del plan ‘Andalucía en Marcha suponen un avance en el ámbito de las aguas regeneradas y, además, ofrecen posibilidades de reactivación económica en las zonas rurales al general empleo verde.