La desaladora Bajo Almanzora I, 15 Hm3/año está fuera de servicio desde que se inundó en 2012, hace doce años. La desaladora Bajo Almanzora II, 30 Hm3/año es una nueva desaladora a construir como actuación prioritaria.

El presidente de la Junta Central de Usuarios de Aguas del Valle del Almanzora, Fernando Rubio, ha querido aclarar la postura de los regantes de la Comarca ante la polémica suscitada entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía en torno a la construcción de la nueva desaladora imprescindible en el Almanzora almeriense que “los terrenos y el proyecto fueron aportados en verano de 2023 y que nosotros estamos trabajando en colaboración con los técnicos de la Junta de Andalucía y la sociedad estatal Acuamed, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en el proyecto técnico de la Desaladora Bajo Almanzora II”.

Fernando Rubio pide a ambas administraciones que “se avance al máximo en la ejecución de unas obras que son cruciales para el Levante almeriense, en esta grave situación de sequía”.

Igualmente, el presidente de la Junta Central de Usuarios ha señalado que “los terrenos y el proyecto necesarios para construir la desaladora Bajo Almanzora II fueron entregados el pasado verano por parte de los regantes tanto a la Junta de Andalucía, para su elevación al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, como a la empresa estatal Acuamed, siendo éste el organismo que el Gobierno de España facilitó como contacto y como organismo competente para la ejecución de la obra”. 

Y ha recordado que en junio 2023 se trasladó la disposición de terrenos y proyectos “y en los últimos meses estamos trabajando en estos proyectos junto con técnicos de Acuamed y Junta de Andalucía, para adaptarlos a sus requisitos de construcción de Acuamed”.

Asimismo, desde la Junta Central de Usuarios se informa que, desde ese momento, “se están manteniendo numerosas reuniones de trabajo junto a los representantes de la Junta de Andalucía y Acuamed para poder dar el mayor impulso posible a esta infraestructura, así como dar celeridad, también, a las obras de protección y reparación que se van a acometer en la desaladora del Bajo Almanzora I para su puesta en servicio, que hasta el día de hoy no se han reiniciado”. 

Por tanto, desde la Junta Central de Usuarios, “pedimos que por parte de todas las administraciones se agilicen todos los trámites y de manera urgente debido a la extrema situación de escasez de agua, se inicien las obras de ambas desaladoras y tengamos las autorizaciones necesarias para la puesta en funcionamiento y disponibilidad de agua”.