La variación más significativa respecto al anterior modelo de tarifa consiste en la imposición de los nuevos tramos horarios
 

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía recuerda a todas las personas consumidoras que, con la entrada en vigor del nuevo sistema de facturación mañana martes 1 de junio, la forma de tarificar cambiará con el objetivo, entre otros, de priorizar aspectos que ayuden a toda la clientela a ser cada vez más eficiente en su consumo eléctrico, lo cual conlleva un ejercicio de conciencia previo, así como de transformación de hábitos.

Todas las personas consumidoras pasan a tener un peaje con discriminación horaria en los términos de potencia y de energía, por lo que el precio será diferente según el horario de consumo. 

La variación más significativa respecto al anterior modelo de tarifa consiste en la imposición de los nuevos tramos horarios. Concretamente, consiste en tres franjas horarias que van a definir el precio que pagarán las personas consumidoras por el consumo de energía en sus facturas de la luz: la franja valle, la franja llana y la franja punta.

La franja valle se circunscribe al periodo horario desde las 00:00 hasta las 08:00 am de los días laborables de lunes a viernes, así como a las 24 horas de los días festivos de ámbito nacional no sustituibles y los fines de semana. El consumo de electricidad que se produzca en este tramo horario se beneficiará de un precio notablemente inferior al de la franja llana, y aún más notable respecto a la franja punta, registrando un precio un 95% menor respecto al de dicha franja.

La franja llana se refiere a los tramos horarios comprendidos de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00. Estos periodos horarios gozarán de un precio intermedio, un 69% inferior al de la franja punta. 

Por último, la franja punta contará con un precio más alto de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 horas. Se trata de los periodos del día en los que la electricidad, en términos de energía consumida, resultará más cara, por lo que se recomienda evitar, en la medida de lo posible, hacer un consumo excesivo de electricidad en los tramos horarios mencionados correspondientes a dicha franja, e intentar trasladarlo a la franja llana o valle.

En relación con la potencia

Del mismo modo, otra de las novedades que presenta esta nueva regulación hace referencia a la potencia contratada. Las personas consumidoras van a pagar un precio más elevado en la franja punta de la potencia, la cual transcurre desde las 8:00 hasta las 00:00. Mientras, desde las 00:00 hasta las 8:00 y las 24 horas de los fines de semana y de los festivos de ámbito nacional no sustituibles, pasará a formar parte de la franja valle, con un precio un 95% inferior respecto al precio de la potencia en franja punta.

Otro de los cambios reseñables consiste en que las personas consumidoras podrán reducir la potencia contratada en una franja y aumentarla en la otra, con vistas a que se produzca un mayor consumo en el periodo barato (franja valle), y por lo tanto se requiera, a su vez, de una mayor potencia para concentrar el consumo de electricidad en esas horas, adaptando la potencia contratada a las necesidades reales en los nuevos hábitos de los hogares. 

Este cambio de potencia se debe solicitar a la empresa comercializadora y se permitirán dos cambios de potencia gratuitos hasta el 31 de mayo de 2022. Por supuesto, si la persona consumidora no comunica nada a la empresa comercializadora, se mantendrá la misma potencia tanto en punta como en valle.

¿Qué tengo que hacer como persona consumidora?

Las personas consumidoras no deben hacer nada, ya que los nuevos peajes se asignarán de manera automática y la persona usuaria de una compañía del mercado regulado tan sólo tendrá que contactar con la misma si desea modificar y adaptar la potencia en los tramos horarios que se ofrecen para, de esta forma, aprovechar las ventajas de la nueva estructura de peajes y la nueva factura. 

            Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles en las redes sociales Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.