Hernando y Matarí afirman que la producción agrícola almeriense depende de agua desalada y pozos, por lo que la subida tiene efectos devastadores para el sector.

La luz encadena hoy su tercera subida y alcanzará el mayor registro de la historia mientras seguimos teniendo un presidente del Gobierno que no toma medidas para frenar una situación insostenible para familias y pymes de la provincia, y muy especialmente para el sector agrario que no va a poder soportar mucho más tiempo este brutal incremento.


Es por ello que el PP ha registrado iniciativas en el Congreso y en el Senado pidiendo al Ejecutivo de Pedro Sánchez que evite el “tarifazo eléctrico” que puede acabar con sectores tan importantes como el agrícola ya que el precio de la luz hace inviable la producción agraria y una vez más es el sector agrícola el que paga la “incompetencia” del Gobierno.

El senador Rafael Hernando recuerda que la producción agrícola en la provincia de Almería depende de agua desalada y de agua extraída de pozos, por lo que el incremento de la luz tiene unos efectos devastadores para el sector.

“Instamos a Pedro Sánchez a tomar medidas inmediatamente y a la vez denunciamos la decisión del Gobierno de cerrar precipitadamente la central térmica de Carboneras que ha tenido gran parte de la culpa de esta escalada de precios porque lo que ha hecho el Ejecutivo ha sido concentrar en el monopolio del gas el precio final de la tarifa eléctrica. Si esta central y la de As Pontes, que son de las más eficientes del mundo, estuvieran abiertas, el precio de la luz no sería el mismo, por lo tanto hay una responsabilidad grave del Gobierno y le pedimos que tome medidas para abaratar el precio de la electricidad”, ha explicado.


Rafael Hernando lamenta el grave impacto que está teniendo la nueva metodología de cálculo de los costes eléctricos sobre la agricultura y señala que según las organizaciones agrarias la factura se habría encarecido un 1.000% en los últimos años, lo que supone un incremento de los costes de producción de hasta el 50%.

Por su parte, el diputado nacional, Juan José Matarí se pregunta “¿cuál es el precio que tiene que alcanzar la luz para que este Gobierno tome medidas efectivas?” y explica que bajar el IVA y suspender temporalmente el impuesto de generación ya no sirve de nada ante este aumento. 

Matarí insta al Ejecutivo a poner en marcha, tal y como ha pedido ya el Partido Popular, la doble facturación eléctrica que se adapte a las especiales características del sector agroalimentario y que incentive la incorporación de jóvenes; a que adopte medidas para evitar incrementos en la facturación eléctrica en tanto se aprueba la nueva normativa; potenciar la implantación de energías renovables en el mundo rural; desarrollar laa acciones necesarias para un adecuado desarrollo reglamentario para evitar impacto negativo en las explotaciones del agro español; e incorporar la financiación de nuevos regadíos y modernización de los existentes a los planes para la reconstrucción económica de España post covid, especialmente en los Fondos Next Generation.

Rafael Hernando y Juan José Matarí denuncian por último que hoy la energía supone cerca de la mitad del coste de producción agrícola en cualquier explotación de regadío y el encarecimiento de la factura de la luz está haciendo que a los agricultores de nuestra provincia les cueste mucho más producir que a los de otros países y pierdan competitividad.

“Estamos ante un precio de la luz inviable para la producción agrícola y exigimos que se tomen medidas cuanto antes para que los agricultores almerienses, que son expertos en aprovechar cada gota de agua, puedan soportar el coste de regar sin perder dinero”, finalizan.