En la imagen la secretaria municipal se ríe mientras Torrecillas ante el requerimiento de la oposición, dice que «no va a pedir permiso porque no se lo van a dar».

Esta semana hemos asistido a un nuevo episodio de la investigación judicial que está llevando el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Huércal-Overa, respecto al conocido caso como Rambla II, en el que se investiga el hormigonado de la rambla, a su paso por el caso urbano. Los delitos investigados por la justicia son contra la ordenación del territorio, prevaricación, falsedad documental y malversación de caudales públicos. 

La exsecretaria del Ayuntamiento, Eva Cano, declaró como testigo, tras haberlo solicitado su actual marido, el abogado del concejal José Campoy, Tomás Martos.

La declaración tuvo una clara finalidad exculpatoria respecto a José Campoy, quien fuera la mano derecha del actual alcalde, Francisco Torrecillas, y caído en desgracia al ser apartado del gobierno municipal desde hace algún tiempo.   

Por una parte, la ya exsecretaria, afirmó que “… no emitió informe, ya que no tuvo conocimiento que estaban esas obras…”. Concretamente fijó  la fecha, en la que tomó conocimiento, el pasado día 15 de marzo de 2018, cuando en la celebración de un Pleno municipal, el portavoz del PP Juan Pedro Pérez Quiles preguntó a Torrecillas por la licencia de las obras en la rambla. A este respecto uno de los letrados, le preguntó por el motivo de su sonrisa –de la que hay grabación – en la pregunta y respuesta.  Dicha pregunta no fue contestada, por cuanto el juez consideró que no aclaraba nada a los hechos investigados, por lo que no se hizo constar en el acta de la declaración. En cualquier caso, con su declaración, Eva Cano quiso dejar claro que la responsabilidad en la contratación de esa obra (ilegal) era del actual primer edil, Torrecillas, y no del cliente de su actual marido, José Campoy. De igual modo, la ya ex secretaria, reconoció que tampoco con posterioridad al Pleno hizo ningún informe jurídico o advertencia, respecto a la realización de las obras y del contrato.

El alcalde de Albox desafía a la Junta con el hormigonado de la Rambla

Fuentes jurídicas de máxima solvencia consultadas por La Comarca Noticias, han señalado que existe jurisprudencia que equipara  los informes jurídicos de carácter favorable contrarios a la legalidad a los supuestos en los que se omite dicha emisión para evitar pronunciarse sobre alguna cuestión de dudosa legalidad; o se omiten por simple dejadez; o por cualquier otro motivo no justificado legalmente.

La declaración de Eva Cano contradice la versión dada por la funcionaria responsable de la Contratación del Ayuntamiento de Albox, quien declaró en el juzgado el pasado mes de julio. Entonces la funcionaria señaló que la decisión de contratar las obras fue del concejal de Obras José Campoy.

En la testifical de este jueves 10 de febrero, Eva Cano intentó solo responder a las preguntas de su actual marido, el abogado Tomás Martos, pero el juez le recordó la obligación legal de contestar a todos los abogados presentes en su declaración, ya que estaba actuando como testigo.

De igual forma, este medio, que ha tenido acceso al acta de las declaraciones de Eva Cano y de la funcionaria responsable en materia de contratación, ha constatado como la exsecretaria manifestó en el Juzgado que no tenía ninguna relación con las partes, cuando su marido es el abogado de José Campoy, pregunta que le fue realizada por el abogado de Torrecillas Antonio Segura.