Desde el sindicato SATSE, aseguran que las obras se encuentran paralizadas desde hace tres semanas.

Los profesionales sanitarios del Centro de Salud de Albox, realizaron este miércoles un acto de protesta a las puertas del Centro de Salud, «por unas condiciones de trabajo adecuadas, por la situación del Centro de Salud y para garantizar una asistencia segura y de calidad».

Las molestias ocasionadas son patentes, ya que la remodelación del edificio que cuenta con una inversión de alrededor de los 4 millones de euros, se está haciendo con los profesionales y los usuarios dentro, lo que genera según el sindicato SATSE, una serie de inconvenientes, «no sale agua caliente por los grifos, se superponen las consultas ya que se atiende a dos pacientes a la vez solo separados por un biombo -lo que viola el derecho a la intimidad y confidencialidad-, las taquillas se encuentran en el mismo apartado donde se llevan a cabo las consultas. Esto genera una situación caótica, de inseguridad y peligro», aseguran desde el sindicato SATSE.

Desde la Delegación de Salud, cuyo máximo representante es Juan de la Cruz Belmonte, emitieron un comunicado a modo de respuesta a los reclamos de los profesionales del sector, en el que reconocen que se trata «de una obra compleja que se tiene que llevar a cabo con el centro en funcionamiento, lo cual ocasiona molestias, que se están intentando minimizar. Una de las premisas principales de esta Administración sanitaria, es velar por la seguridad y salud de los trabajadores y usuarios, de ahí que seamos los principales interesados en que se cumplan las medidas de prevención previstas en la normativa vigente».

«A tales efectos, el Área de Gestión Sanitaria Norte ha llevado a cabo la coordinación de actividades empresariales con la empresa contratista y con el Coordinador de Seguridad y Salud ante la posible concurrencia de actividades, donde se ha informado sobre los riesgos, las medidas preventivas, las instrucciones existentes para empresas externas, el Plan de Emergencia y Evacuación», continúan.

Así, para velar por la seguridad de los usuarios y trabajadores, por parte del Área de Gestión Sanitaria Norte las medidas que se han llevado a cabo son las siguientes, detallan en el comunicado de prensa:

  • Se ha procedido a la adecuación de dormitorios dentro del Área de Urgencias para los profesionales que prestan servicios en horario de urgencias.
  • En el exterior se ha ubicado una caseta con 2 dormitorios y un servicio higiénico para los profesionales del SAS.
  • Además, se ha habilitado una caseta como ‘Estar de Personal’.
  • Está prevista la instalación de una tercera caseta para ubicar los dormitorios del 2º equipo de urgencias. Una vez instalada, el dormitorio de la 2ª planta para el equipo de urgencias quedará vacío y pasará a disposición del personal de Enfermería.
  • Se ha reubicado el personal administrativo de urgencias en una zona distinta a la que estaban: en la antigua Sala de Reuniones del Centro (2ª Planta).
  • La constructora ha procedido a la delimitación de la totalidad de la obra, delimitación de también el acceso a la zona de urgencias, de conformidad con lo establecido en el Plan de Seguridad y Salud. En el interior y exterior de la obra, se siguen delimitando las zonas de perímetro de obra, conforme se va avanzando en los trabajos y cumpliendo con lo establecido en el citado Plan de Seguridad y Salud respecto a las medidas de riesgos a terceros (usuarios y profesionales) evitando la concurrencia de actividades. 
  • La sala de aerosoles ha pasado a ubicarse en el interior de urgencias en una sala independiente.
  • La sala de críticos ha sido descongestionada, dando de esta forma más amplitud a la misma, reubicándose el material sanitario en los antiguos dormitorios.
  • Se ha habilitado un servicio higiénico exclusivamente para profesionales del AGSNA, en la 2ª Planta del Centro.
  • Cuando se inicie la 2ª fase de la obra, se procederá a la adecuación de las distintas zonas de la obra.

Lo cierto es que aún no se conocen los plazos de ejecución de esta obra, que recordemos, cuenta con una inversión cercana a los cuatro millones de euros. También hay que destacar, que la Junta de Andalucía ofreció en su momento al municipio de Albox construir un nuevo edificio (con lo que podrían haberse evitado todos estos inconvenientes) que hubiera costado unos cinco millones de euros. «Fue durante la anterior gestión, pero el Ayuntamiento de Albox no tenía ningún terreno para ofrecer», aseguran los responsables de la Junta de Andalucía.