Después de una nota aparecida en la edición local de Diario 16, en la que se pone de manifiesto enfrentamientos en el seno del PSOE de Albox que habrían llegado a los insultos por parte del actual Secretario General de las Juventudes Socialistas del municipio hacia militantes históricos y sus familias a través de las redes sociales, desde La Comarca nos pusimos en contacto con el dirigente juvenil en cuestión.

Consultado acerca de si es o no es un misógino, una de las acusaciones que le realizan unos “sorprendidos afiliados socialistas”, Rubén Navarro lo desmiente de manera categórica “creo en el lugar que deben ocupar las mujeres, respeto sus derechos y apoyo sus reivindicaciones. Soy un joven de esta época y por tanto no soy un misógino como dicen”.

El joven no da crédito a lo que ha tenido que leer y defiende su derecho a disentir con aquello con lo que no está de acuerdo, “no sé a qué afiliados se refieren cuando hablan de que exigen mi renuncia, ya que todo se desprende después de haber mantenido una conversación privada y en esto no hay más de tres personas”, dice quien entiende que “habrá algún tipo de interés en quien ha construido esta noticia, donde no hay información, solo una serie de descalificaciones hacia mi persona”.

Por eso tampoco “pienso dimitir”, asegura Navarro, “no van a conseguir que me vaya, yo seguiré trabajando como hasta ahora”.

Las declaraciones las ha realizado respondiendo a la consulta de La Comarca, a pesar que no quiere que se siga hablando de esto “hasta que hable con quien tengo que hablar”. Le insistimos y logramos mantener un diálogo, a sabiendas todos que es probable que alguien o algunos, lo hayan querido arrojar a los pies de los caballos.

“Nadie me ha llamado para contrastar la información”, dice el joven dirigente, a quien le han dedicado todo tipo de epítetos y de demostrar “poca catadura moral”.