La Fiscalía solicita dos años de prisión para Pedro Llamas e inhabilitación para los dos ex ediles.

La Fiscalía de Almería solicita la apertura de juicio oral y ha interesado 10 años de inhabilitación y dos años de prisión por prevaricación y malversación para un exalcalde de Cantoria, Pedro LLamas , así como 9 años de inhabilitación para su sucesor en el cargo, Gaspar Masegosa (PP) por prevaricar.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso EFE, el fiscal señala que Llamas, «en su condición de alcalde», emitió el 30 de marzo de 2012 una resolución «sin sujeción a tramitación alguna», en la que ordenaba la subida de nómina de tres trabajadores del Ayuntamiento.

Según el fiscal, hizo esto con «pleno conocimiento de la arbitrariedad de su decisión» y «desoyendo» las advertencias del secretario-interventor, que había emitido un informe en el que declaraba nula esta subida salarial.

Pese a esto, el acusado presuntamente emitió las nóminas con los incrementos de retribuciones, «mensualmente durante todo su mandato», aunque fueron «constantes los reparos» del secretario-interventor.

Asimismo, la Fiscalía mantiene que, a pesar de conocer la «ilegalidad de la subida de la nómina», el segundo acusado, Masegosa, abonó «el exceso de la nómina a dichos trabajadores de forma reiterada durante todo su mandato».

Por otro lado, también supuestamente sin «sujetarse a tramitación alguna», el 25 de febrero de 2011 Llamas firmó un contrato de servicios con una empresa que «aún no se había constituido formalmente» y por el que el Consistorio debía abonar 3.000 euros a esta sociedad para su constitución, subraya el fiscal.

Para ello, pese a la «arbitrariedad e ilegalidad de su proceder», el 14 de marzo de 2011 dictó una orden de Alcaldía para abonar dicha cuantía «en beneficio único» de los socios de esta empresa.