El producto procedía de países de la Unión Europea y se distribuía en estaciones de servicio sin abanderar de Almería, Granada y Valencia.   

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en el marco de la Operación “Cicloalcano”, desmantelan una organización criminal dedicada a la distribución fraudulenta de gasoil modificado.  

La operación se inicia cuando agentes de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil detecta que una organización está realizando la distribución a gran escala de gasoil modificado procedente de la Unión Europea en estaciones de servicio sin abanderar de las provincias de Almería, Granada y Valencia.

Los agentes realizan múltiples vigilancias y seguimientos al amparo del Juzgado de Instrucción número 1 de Huércal Overa, determinando que una mezcla de gasoil, aceites lubricantes y otros productos químicos se está distribuyendo a gran escala como gasoil de uso industrial evitando además el pago del impuesto que grava el consumo de gasóleos.

El modus operandi de la organización consiste en distribuir el producto tras recibirlo en contenedores procedente de países de la UE en unas instalaciones situadas en la localidad de Cantoria.

Para la compra y distribución la organización se sirve de un entramado de sociedades que van cambiando periódicamente una vez “quemadas”.

Los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil de Almería realizan cinco registros en los que se interviene numerosa documentación y proceden a la detención de los cuatro responsables de la organización por delitos contra la hacienda pública, falsedad en documento mercantil, estafa y pertenencia a organización criminal.

En una primera estimación se calcula que la organización habría defraudado una cantidad cercana a los cuatro millones de euros distribuyendo alrededor de diez millones de litros de gasóleo adulterado.