La vicepresidenta Ángeles Martínez da la bienvenida a los trabajadores que tramitarán las ayudas de la Renta Mínima de Inserción Social de la Junta de Andalucía

La Diputación de Almería ha reforzado los Servicios Sociales Comunitarios de la provincia con la incorporación de 21 profesionales a su plantilla que van a gestionar de forma directa los expedientes de la Renta Mínima de Inserción Social. La vicepresidenta y la diputada de Bienestar Social, Ángeles Martínez, ha dado la bienvenida a las 11 trabajadoras sociales y 10 auxiliares de administración general que, gracias al apoyo de la Junta de Andalucía, van a implementar los servicios que se prestan en los 13 centros con los que cuenta la Institución en la provincia de Almería. 

En concreto, estas 21 profesionales van a encargarse, en exclusiva, a tramitar los programas de la renta mínima de inserción social. La contratación durante seis meses de este refuerzo va a suponer una inversión de más de 244.000 euros. 

Ángeles Martínez ha puesto en valor la renta mínima de inserción social: “Es una medida que va más allá de la defensa y protección de las personas más vulnerables y en situación de exclusión, ya con ella se les da opciones para su inserción social y laboral. Estamos muy satisfechos de poder gestionar estas ayudas de la Junta de Andalucía porque ponen de manifiesto la coordinación que existe en materia de bienestar social entre ambas instituciones”. 

La vicepresidenta ha resaltado el importante trabajo que realizan los 365 días del año desde los Centros de Servicios Sociales de la Diputación Provincial apostando por el bienestar de los almerienses y, especialmente, durante y tras la pandemia del COVID-19 a través del ‘Plan Almería’. “A través de su programa más social, ‘Contigo’, estamos impulsando una inversión social de 4.175.000 euros para proteger y cuidar de quienes más lo necesitan. Nuestros profesionales siguen atendiendo a todos los almerienses que lo necesitan y están cerca de los 103 municipios a través de nuestros 13 centros de servicios sociales en los que también se ha reforzado el personal para poder gestionar de forma más ágil las ayudas del programa”.

Las 21 trabajadoras que ya han tomado posesión de sus puestos celebraron una jornada de bienvenida en los que se les ha acercado todo el protocolo de tramitación de la renta mínima de inserción laboral de Andalucía, una prestación económica orientada a la erradicación de la marginación y la desigualdad, así como la lucha contra la exclusión social. 

Dentro del ‘Plan Almería’, se ha firmado un acuerdo con Cruz Roja para el desarrollo de un proyecto de inserción socio laboral, dirigido a personas usuarias de SSCC y con el objetivo de inclusión social, mediante la preparación para la inserción laboral para lo cual se requiere también de la colaboración del sector empresarial, en una acción de corresponsabilidad entre administración, entidades sociales del tercer sector, y el sector privado. “Estamos tratando de orientar las medidas de inclusión social hacia un modelo donde las personas puedan dejar de depender de las ayudas públicas, dignificándolas en sus potencialidades y responsabilidades”, ha concluido la diputada.