La imagen tallada en mármol blanco Macael, obra del artista local Juan Sánchez Martos.

La mañana de este sábado, el obispo de Almería Adolfo González Montes, se desplazaba a la localidad de Purchena con el objetivo de bendecir una imagen de mármol de la Santísima Virgen del Carmen, patrona del municipio.

Adolfo González Montes era recibido, sobre las diez y media de la mañana, en el Ayuntamiento de la localidad por el Alcalde Juan Miguel Tortosa Conchillo, por el cura párroco local, José Antonio Rodríguez Castaño y por varios miembros de la corporación municipal, otras autoridades y varios feligreses, dentro de las restricciones impuestas por la alarma sanitaria de la Covid-19.

En un acto sencillo se leyó el acta de la bendición por parte del fedatario público del municipio, siendo firmada por varios representantes institucionales. Al finalizar este primer acto el Obispo firmó en el libro de honor y distinciones del pueblo de Purchena pidiendo la intercesión de la Madre de Dios para esta municipio y para todos sus habitantes.

Seguidamente se produjo la bendición del conjunto escultórico realizado en los talleres de Juan Sánchez Martos, escultor oriundo de la localidad. La imagen de la Bienaventurada Virgen María del monte Carmelo se ha realizado en mármol blanco Macael ejecutada en un solo bloque de 180 x 60 x 60 cm de altura y se situó en la plaza Gustavo Villapalos para la pública veneración de los feligreses.

Posteriormente el Obispo se trasladó a la Iglesia parroquial del municipio, donde fue recibido por el pleno del Consejo de economía parroquial, por la ministra extraordinaria de la distribución de la sagrada comunión y por varios feligreses, para la celebración de la Santa Misa. 

Concluyendo así una jornada festiva, en la que la comunidad parroquial de San Ginés de la Jara tributaba a la que atrae la mirada de los fieles a la que «por medio de la fe se confió a Dios sin reservas. Consagrándose totalmente a sí misma, como esclava del Señor a la persona y a la obra de su hijo» (LG 56).