La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha visitado la zona, donde se han construido muros y se han colocado mallas  

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha supervisado la terminación de las obras de emergencias en la carretera A-317 en el municipio almeriense de Vélez Blanco, donde se han estabilizado los desprendimientos en taludes. La empresa Servicios Técnicos Napal ha reparando los daños y estabilizado los taludes en tres meses con un presupuesto de 296.697 euros. Marifrán Carazo ha subrayado que la seguridad vial y la conservación de carreteras es una de las principales prioridades de la Consejería, así como que trabajos como estos ayudan a la generación de empleos en el sector de la construcción.

La consejera, acompañado por el director general de Infraestructuras, Enrique Catalina; la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera; y el alcalde de María, José Antonio García, ha comprobado cómo en el punto kilométrico 138 se ha construido un muro de escollera y se ha saneado la cabecera del talud en la margen derecha, así como se colocó una geomalla tridimensional, instalando encima una mala de triple torsión reforzada con bulones en la margen izquierda.

En el caso del talud del punto kilométrico 139, se instaló una malla metálica en toda la superficie del talud, además de una red de anillos de acero instalada en la zona vertical derecha, una barrera dinámica en la berma inferior izquierda y una barrera dinámica para detener los bloques procedentes de la zona superior del talud.

Por último, a la altura del punto kilométrico 141 se estabilizó el talud derecho con una malla de triple torsión reforzada y se instalará una red de anillos de acero para el bloque central afectado por un juego de fracturas conjugadas. El talud izquierdo se estabilizará con malla de triple torsión con refuerzo de red de anillos en determinados puntos críticos.

En la inspección realizada antes de declarar la obra de emergencia se observaron caída de pequeños fragmentos hacia pie de talud que anegan la cuneta y llegan a la carretera. A ello se suma el riesgo de desprendimiento en cuña, cabeceras deterioradas y bloques sueltos de altas dimensiones. Todas estos desperfectos generaban un problema de seguridad vial en la carretera. 

Además, la Consejería ha intervenido en otro tramo de cuatro kilómetros en el término municipal de Hornos, en la provincia de Jaén, de esta misma carretera. Entre los puntos kilométricos 18 y 22 existíann peligrosos asentamientos y deslizamientos que han provocado la rotura del terraplén y cuyo movimiento es exponencial, produciendo importantes hundimientos del firme de la carretera. La repercusión de estos daños afectó al tráfico en este punto de la A-317, que sirve, además, de ruta de conexión hacia el Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas por la que circulan más de 1.800 vehículos al día.

La obra, que fue adjudicada a la empresa Fecada por 473.380 euros, resolvió esta situación. Como solución, se ejecutó una pantalla de micropilotes, se acometieron trabajos para la consolidación del terreno, se repuso el firme y se desarrollaron tareas de drenaje y ejecución de bajantes y bordillos para evitar la acumulación de agua en la calzada.