Ofrecen consejos útiles para afrontar estas jornadas de compras en las tiendas y en internet.

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía quiere hacer hincapié, a las puertas del evento conocido como Black Friday (viernes 26 de noviembre), en la promoción de un consumo responsable por parte de las personas consumidoras y usuarias andaluzas que tengan la intención de aprovechar esta jornada –o las ofertas y promociones relacionadas con la misma– para realizar compras, sea de manera presencial en los comercios, o bien vía online. Precisamente, en esta segunda vertiente se centra el denominado Cyber Monday (lunes 29 de noviembre), otro reclamo para las personas consumidoras y cada vez más asentado en los hábitos de consumo en nuestro país, a través de ofertas y promociones en el e-commerce, es decir, las compras por internet.

Para muchas personas, ambas jornadas se convierten en una ocasión para adelantar las compras navideñas, atraídas por la proliferación de ofertas en la red y por la publicidad expuesta en los escaparates de los establecimientos comerciales. Además, el periodo de promociones relacionadas con el Black Friday y el Cyber Monday no se limita únicamente a esas dos jornadas, sino que muchos comercios aprovechan para extenderlo en fechas previas, e incluso posteriores.

En este escenario, desde la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, se ha incidido sobre la prudencia que debe mantenerse ante las promociones online, y el organismo público destaca la necesidad de ejercer un consumo responsable y de aplicar el sentido común, evitando en todo momento las compras por impulso y descontroladas. Mensaje que se traslada a las personas consumidoras y usuarias en la web de Consumo Responde y con una campaña difundida a través las redes sociales, con información práctica y una serie de consejos útiles para ejercer ese consumo responsable.

Y uno de los consejos principales en los que insiste Consumo Responde ante cualquier periodo de rebajas, ofertas o promociones, es planificar bien las compras y adquirir únicamente lo que se necesite, para lo cual puede ser de gran ayuda la elaboración de una lista a la que ceñirse, evitando así cualquier gasto extra, e igualmente importante resulta fijar un presupuesto previamente.

Otra recomendación esencial es comparar precios entre varios establecimientos, marcas y compañías, no dejarse llevar por lo primero que se ve, y sospechar de precios demasiado atractivos para ser ciertos.

Asimismo, conservar todas las facturas, justificantes de cualquier compra o transacción efectuada será imprescindible para una posible reclamación o devolución, e igualmente importante será guardar la publicidad del producto o artículo. Conservarla puede resultar útil a posteriori, ya que la publicidad forma parte del contrato y la empresa está obligada a cumplirla. Los productos que se ofertan cuentan con las mismas garantías legales que siempre, si bien los comercios pueden modificar ciertas condiciones, como el modo de pago o la política de devoluciones, aspectos de los que tiene la obligación de informar el comercio.

Consumo recuerda que en las compras online, las personas consumidoras y usuarias gozan, por lo general, del derecho de desistimiento, del cual deben ser informadas por la empresa, y que permite la cancelación del contrato dentro de un plazo de 14 días naturales desde que se recibe el producto, sin que se tenga que alegar motivo alguno y sin suponer penalización alguna. En el caso de las compras a distancia, será conveniente realizarlas en webs radicadas en la Unión Europea, de manera que la persona consumidora tenga garantizados los derechos que asisten a las personas consumidoras y usuarias en la UE, y no una legislación ajena.

Por último, desde la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía se aconseja, año tras año, en el marco de las compras del Black Friday, en los periodos oficiales de rebajas o en las vinculadas a las fiestas navideñas, adquirir los productos en el comercio local y de proximidad, lo que contribuye a un consumo responsable no sólo con la economía de cada población, sino también con el medio ambiente.

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página www.consumoresponde.es, del correo consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles de Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.