Se ha rendido un homenaje póstumo a Antonio Galindo, alma mater del concurso ‘Miradas Adolescentes’ de FICAL.

Los profesionales almerienses tienen talento y el trabajo conjunto de Diputación y el Ayuntamiento de Almería para promocionar los rodajes en la provincia está generando mayor empleo al sector. Por eso, FICAL dedica una noche a reconocer los trabajos de esta tierra. Es la Gala del Audiovisual Almeriense, que ha celebrado su quinta edición en el Auditorio Maestro Padilla… Luces, cámaras, acción.

La emoción de los galardonados, la alfombra azul del festival, el traje de gala, las canciones en directo de Juanjo García, las proyecciones en primicia y la cuidada escenografía han permitido vivir una ceremonia espectacular. Una gala de y por los almerienses, patrocinada por Cosentino y presentada por Diego Bravo, donde se ha reconocido a la serie ‘Jaguar’ con el premio Filming Almería, ASFAAM ha rendido homenaje in memoriam a Antonio Galindo, alma mater del concurso ‘Miradas adolescentes’, el premio Kiko Medina al mejor proyecto de producción almeriense ha recaído en ‘El peso de la ausencia’, de Alberto Gómez Uriol, el mejor cortometraje ha sido para ‘Mi pequeña muerte’ de Daniel Parra, y el galardón del Maratón 48 x 3 va para ‘Reinas’, del equipo dirigido por Pablo Reche Beltrán. 

El reto en que toda la industria almeriense está embarcada es el crecimiento de los rodajes en la provincia. Por eso FICAL premia cada año a las grandes producciones nacionales o internacionales que con su presencia en Almería han promocionado este destino cinematográfico. Es el premio ‘Filming Almería’, que ha recaído en la serie ‘Jaguar’, todo un éxito de Netflix que incluso titula ‘Almería’ a uno de los seis episodios, y donde el paisaje de la provincia juega un papel básico en toda la producción. Protagonizada por Blanca Suárez, Iván Marcos, Francesc Garrido, Adrián Lastra, Óscar Lastra y Stefan Weinert y ambientada en los años 60, cuenta la historia de Isabel Garrido, una joven española que logró sobrevivir al campo de exterminio de Mauthausen, y que se une a un grupo de españoles que buscan justicia contra los nazis refugiados en España. 

El premio ha sido entregado por el presidente de la Diputación, Javier A. García, al director de la serie, Carlos Sedes, y a Iván Marcos, uno de los protagonistas. El presidente de la Diputación de Almería, Javier A. García, ha destacado que «esta es la noche de los almerienses de nuestra industria audiovisual que, a su vez, son los grandes protagonistas de FICAL. Hoy celebramos que contamos con los mejores profesionales y los mejores escenarios para que el cine siga siendo una realidad en nuestra tierra que crea empleo, riqueza y difunde el destino ‘Costa de Almería’ por todo el mundo. Desde la Diputación seguiremos impulsando a nuestros profesionales porque ellos son la tarjeta de presentación más valiosa con la que cuenta el séptimo arte de la provincia de Almería».

Proyectos almerienses

FICAL cuenta con el apoyo de toda la sociedad. La gala dedicada a los almerienses no podía ser menos. Por eso, además de Cosentino, ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Almería, Junta de Andalucía, RTVE, Movistar Plus y Fundación La Caixa. El festival no sólo quiere convertirse en la plataforma de promoción de los rodajes en la provincia. También quiere visibilizar el talento que existe entre los profesionales de la tierra. De esta manera, en la V Gala del Audiovisual Almeriense ha habido mucho metraje dedicado a proyectar estos trabajos. En primer lugar, se han podido visualizar los seis finalistas del premio Maratón 48 x 3, los trabajos liderados por Judith Azor, María Antonia Navarro, Alberto Vicente Cuesta, Pablo Reche, Carla Bretones, y Juan Sebastián Castro. Casi al final de la gala se ha anunciado a los ganadores: ‘Reinas’, del equipo dirigido por Pablo Reche Beltrán.

También se ha visto en primicia el teaser de ‘Un nuevo renacer’, una película musical que cuenta la historia de Concha Robles, actriz  de teatro, cantante, poeta y adelantada a su tiempo, de gran éxito y fama de principios de siglo XX. Ha intervenido David Miralles, impulsor del proyecto y compositor de la banda sonora. También se ha proyectado el corto ‘ Enero del 66’, de Jaime García Parra, uno de los ganadores del año pasado, presentado el trabajo el propio director.

Seguimos rodando: Otro de los premios de la gala reconoce el mejor corto del ciclo ‘Almería Tierra de cortometrajes’, El ganador ha sido ‘Mi pequeña muerte’, de Daniel Parra. A la vez, se premian los proyectos de producción audiovisual almeriense, un galardón que lleva el nombre de Kiko Medina, como homenaje póstumo a un profesional que hizo mucho por la industria del cine almeriense. Por eso han subido al escenario sus padres Inocencia Bellver y Santiago Medina, que han entregado el premio a ‘El peso de la ausencia’, de Alberto Gómez Uriol. Segundo ha sido ‘Nana (Lullaby)’, de Veramaya Producciones, recogiéndolo Eva Almaya. Tercero ha sido ‘El ladrón de lluvia’, de Luis Sánchez Martínez.

Homenaje a Antonio Galindo

La Asociación de Festivales Audiovisuales de Andalucía (ASFAAN) se suma a FICAL todos los años con la concesión de un galardón que en esta edición han querido dedicarlo a título póstumo a Antonio Galindo, profesor e impulsor del certamen ‘Miradas adolescentes’, con el que se implica a los estudiantes de institutos en el festival, a través de una iniciativa trasversal que une la concienciación contra la violencia de género y el audiovisual. Como ha afirmado Diego Bravo en la presentación, “Antonio Galindo ha dejado un profundo vacío en nuestro interior que llenaremos manteniendo siempre viva su memoria y el gran legado cultural y social que ha dejado en todos los almerienses”. Ha subido al escenario para el reconocimiento su mujer, María Dolores Durán.

Nueva escena: La V Gala del Audiovisual Almeriense es de todo el conjunto de profesionales que hacen posible que los proyectos salgan adelante. Por eso, se ha dedicado un espacio para hacer un alegato a favor de los técnicos que quizás no aparecen los primeros en los créditos pero son igual de importantes para que la magia del cine llegue a los espectadores. Pol Andreu, realizador audiovisual y guionista, y Jesús Salvador Bina, que se dedica a los departamentos de vestuario y maquillaje, le han dado voz a esas personas que suelen ir de negro en los rodajes: “Fortalecer esta industria es el sueño por el que todos luchamos. Y está ocurriendo. Cada vez vienen más producciones a nuestra provincia. Y casi todas cuentan con técnicos almerienses. Y lo mejor de todo es que también están naciendo muchas propuestas cinematográficas de cineastas almerienses”. Esta frase la completan asegurando que cada nombre que aparece en los créditos es una persona que busca trabajar  dignamente, y gracias al compañerismo se han salvado proyectos. Desde el que corta una calle hasta quien dirige la película. Desde el del catering hasta el montador, Y la mayoría de las veces su labor es invisible para todos”. Por eso, en la Gala se ha querido dar un sincero y merecido aplauso a todos los técnicos que participan en los proyectos audiovisuales. “Porque son uno de los recursos indispensables de los que se apoya la industria del cine de Almería”.  

Tras la emoción, llegó el momento de compartir la gala en el gran photocall que preside el Auditorio Maestro Padilla. Y es que los profesionales de la tierra han sido esta noche los grandes protagonistas de la película. The End.