La Institución provincial impulsa trabajos de mantenimiento para mejorar la circulación en los 1.200 kilómetros de carreteras provinciales. 

La Diputación Provincial de Almería continua con la puesta a punto de la Red Viaria Provincial con proyectos para mejorar, aún más, la señalización y los sistemas de seguridad y protección de sus más de 1.200 kilómetros. Los trabajos de mantenimiento se suman a la importante inversión que realiza la Institución Provincial para la eliminación de puntos conflictivos y la mejora de firmes y trazados. 

La Junta de Gobierno ya ha aprobado los proyectos para el pintado de las carreteras, la instalación de nuevas señales y barreras de protección de la Red Viaria Provincial, tanto nuevas como para sustituir las que se hayan visto golpeadas. 

En concreto, el proyecto ‘Señalización Horizontal en la Red Viaria Provincial de Almería’ va a suponer la renovación de la pintura de más de 130 kilómetros de carreteras. Las marcas viales son uno de los factores más importantes que inciden en la seguridad vial, especialmente en condiciones meteorológicas adversas con niebla o lluvia. Se considera de especial interés el mantenimiento de estos elementos, tanto en pavimentos nuevos como en repintados de marcas viales existentes.

Asimismo, la Diputación ha previsto sustituir e instalar un total de 700 señales verticales en la Red Viaria Provincial que van a impulsar aún más la seguridad de las carreteras que gestiona la Institución supramunicipal. 

Por otro lado, la Diputación va a ejecutar dos contratos para la instalación de barreras de seguridad en nuevos tramos de carretera y la sustitución de tramos de biondas que han sufrido impactos de vehículos. En total se van a trabajar en más de seis kilómetros de la Red Viaria, tanto en la zona sur como en la zona norte. 

Las barreras de seguridad no sólo sirven para balizar las carreteras, sino que también son elementos de protección que persiguen evitar: 

  • Caídas por desniveles pronunciados
  • Impacto con otros vehículos obstáculos
  • Invasión de otras vías de circulación

El vicepresidente y diputado de Fomento, Ángel Escobar, ha asegurado que estas cuatro actuaciones van a sumar una inversión que se aproxima al medio millón de euros: “Son obras fundamentales que persiguen el mantenimiento de las carreteras y que se suman a los trabajos de limpieza de márgenes que hemos realizado durante todo el verano en las vías del Poniente, la zona metropolitana y, también, la comarca de Níjar y Levante”, ha detallado. 

Asimismo, Escobar ha explicado que la Diputación ha iniciado los trabajos para la renovación de la cartografía de los 1.200 kilómetros de la Red Viaria Provincial. Es una documentación necesaria para la elaboración de proyectos, estudios previos, obras, gestiones en los tramos de carreteras. Estos trabajos precisan de un vuelo fotogramétrico, apoyo topográfico y la restitución de la información fotogramétrica. 

Más de 20 millones en carreteras para el cuatrienio 2020-23

Este medio millón de euros se enmarca dentro de los más de 20 millones de euros que va a invertir Diputación en materia de carreteras entre los años 2020 y 2023. 

Por un lado, el Plan Viario 2020-23 consta de 17,2 millones de euros para proyectos específicos de mejora de carreteras, a los que se suman 4,5 millones de euros que se están destinando al mantenimiento y conservación de las vías provinciales.

Las obras, que este año alcanzarán su ecuador, se realizarán en más de 240 kilómetros de diferentes tramos de las carreteras provinciales que beneficiarán a todos los usuarios de las vías y, de forma concreta, a 63 municipios.

Escobar ha resaltado que “estamos ejecutando el Plan de Carreteras más ambicioso de la historia de la Diputación con iniciativas que van a beneficiar a todos los almerienses. Las mejoras de nuestras carreteras aumentan la seguridad, facilitan la comunicación entre pueblos y contribuyen a fijar la población en los municipios de la provincia”.

La Red Provincial de Carreteras se están consolidando como el mejor itinerario para la práctica del deporte al aire libre. En concreto, las carreteras del Bajo Andarax, Filabres-Alhamilla, Níjar y Levante han visto incrementado el tráfico de ciclistas durante los dos últimos años.