Los agentes condecorados Miguel Jaime Antolín Fernández y Emilio Sáez Álvarez, acompañados por el jefe de la Policía Local de Albox, Casimiro Martínez.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha presidido este lunes en Almería el acto de imposición de condecoraciones de la Orden al Mérito de la Policía Local de Andalucía, donde ha destacado “la labor de los casi 10.000 policías locales y los más de 500 cuerpos de Policía Local que hay repartidos por todo el territorio andaluz” y ha hecho hincapié en “el ejemplo que han transmitido a la sociedad durante los momentos más duros de la pandemia”.

“Hay colectivos, como el de la Policía Local, que habéis dado y dais ejemplo de vocación de servicio público. Anteponéis vuestra vocación, vuestro compromiso y vuestro sentido del deber a cualquier cosa, por lo que os merecéis este reconocimiento”, ha manifestado.

Así, con la finalidad de premiar y reconocer a las personas la prestación de servicios, acciones o méritos excepcionales relacionados con los distintos cuerpos de la Policía Local de Andalucía, se han concedido un total de 124 condecoraciones, 8 con la Medalla de Plata, 55 con la Cruz con distintivo Verde y 61 con la Cruz con distintivo Blanco.

Agentes condecorados con la Cruz con distintivo Verde pertenecientes al cuerpo de Policía Local de Albox

En el acto fueron condecorados con la Cruz con distintivo Verde, los agentes Miguel Jaime Antolín Fernández y Emilio Sáez Álvarez, por salvarle la vida a un vecina en el mes de febrero de 2017.

En la fecha señalada, una llamada de una mujer recibida a las 1:30 horas, procedente del Camino la Cuerda del municipio de Albox, les manifiesta a los policías que su vida está en peligro y que un individuo la quiere matar.

Hasta el lugar se desplazaron los agentes quienes comprueban que la mujer había estado retenida por el agresor -del que se había logrado zafar-, lo que le dio tiempo de llamar a la Policía. Acto seguido uno de los agentes tiene que forcejear con el agresor que portaba un cuchillo en la mano e insistía en acercarse a la agredida haciendo caso omiso a los agentes. Estos efectúan varios disparos para evitar que llegará a la mujer, temiendo que la situación pasara a peor.

El agresor, una persona de origen británico en busca y captura desde hacía dos años, fue detenido y acusado de los delitos de detención ilegal, tentativa de homicidio y lesiones.

La actuación de estos agentes permitió a la mujer salvar su vida, mientras que el agresor actualmente se encuentra en prisión.