La M.O.D.A. abrió este sábado una serie de conciertos que se llevánar a cabo en Adra hasta el próximo 14 de agosto.

El pasado sábado 17 de julio daba comienzo el nuevo ciclo de conciertos denominado The Juergas Live Adra que se va a estar celebrando en esta ciudad de la costa almeriense durante los fines de semana de todo un mes, hasta el 14 de agosto. De este modo, vuelven los conciertos a Adra con la intención de ofertar música en directo de manera segura, en el marco de la pandemia y con el formato del Juergas Rock modificado después de más de un año de pandemia.

El ciclo lo inició una de las bandas del momento La M.O.D.A. A las 21 horas se abrían las puertas del recinto Mare Nostrum de la ciudad para recibir a los primeros fans. El acceso al recinto fue muy liviano, rápido, gracias al sistema electrónico de validación, sin colas, con acomodación para el público, con geles hidro-alcohólicos y con una entrada escalonada donde en las 2 horas daba tiempo de sobra para entrar tranquilamente al recinto, sentarse por orden de llegada e incluso poder pedir una bebida para hacer más amena la espera. Poco a poco el recinto con unas 400 butacas se fue llenando, y es que el aforo también es limitado.

El ambiente que se respiraba era de tranquilidad y de entusiasmo. A las 23 horas salió la banda al escenario y arrancó el show Mil Demonios. El público disfrutaba sentado de un gran sonido y espectáculo visual, que se podía ver sin problemas desde cualquier parte del recinto.

Poco a poco LA M.O.D.A. se metió al público en el bolsillo, y es que no pararon de sonar temas muy representativos de la banda que tantos éxitos cosechan en el territorio nacional. Pasados 90 minutos del inicio del concierto terminaban su actuación entre aplausos y caras de felicidad con Héroes del Sábado, uno de sus mayores Hits.

Se encendían las luces del recinto indicando que a las 00:30h de la noche el concierto ya había terminado. El personal de seguridad y organización nos indicaban amablemente la salida y el público lo abandonaba satisfecho el primer concierto de un ciclo que ha vuelto a Adra para poder ofrecer música y cultura en directo de manera segura y controlada, en sintonía con los tiempos que corren.